Un álter ego social

Parece que en pleno tiempo donde la globalización ha tomado parte de nuestras vidas , la sociedad se ha vuelto menos humana. ¿ Será que este fenómeno ya existía, pero que a partir de la globalización hicimos conciencia de ello? Durante años, multiples pensadores se han tomado la labor casí heroica de intentar humanizar sus propias sociedades tomando referencias o ejemplos de otras contemporáneas a ellos. Probablemente estos pensadores estaban erróneos al tomar como modelo estas sociedades ; porque , como no existía la globalización en su tiempo, no podían saber si esa utópica sociedad humanizada era real o una simple mentira de un turista ilusionado con lo novedoso.

 

Aún en nuestra actualidad, sería una falsedad humanizar una sociedad particular tomando como ejemplo a otra. La cultura propia de cada sociedad nos lo hace imposible y más bien llega a ser una especie de imposición al estilo colonial. José Ignacio Cabrujas dijo algo que nos permite entender mejor nuestra situación actual en su ensayo La viveza criolla. Destreza, mínimo esfuerzo o sentido del humor : ¨ Aqui lo que hay es un lento, dramático y desesperado esfuerzo de una sociedad por asumirse a sí misma, en un territorio y dentro de unas costumbres y unos códigos que ni le corresponden, ni la expresan y, en ocasiones, ni siquiera la sueñan¨. Si bien en su ensayo se refiere únicamente a la sociedad venezolana, podemos ampliarlo a todas las sociedades .

jose-ignacio-cabrujas

 

Tenemos que hacer propia nuestra sociedad para que sea humanizada. Entenderla como parte de uno mismo y no un concepto lejano del que se encargan las autoridades ; porque a veces esas llamadas autoridades toman acciones como humanoides y no como auténticos seres humanos. Primero hay que aceptar nuestra propia cultura para ser influenciados por otras.

 

Ese es el problema de la globalización : que ha agravado la identidad cultural de sociedades que no se han conocido a ellas mismas. Esto crea un álter ego de nuestras sociedades que se basa en mitos del pasado. Es por ello que aunque nosotros respetamos y alabamos a personas del pasado, hacemos cosas que son contrarias en nuestro presente. Aún seguimos pensando que somos como ese pasado idolatrado. Nuestra sociedad no depende del pasado, sino de lo que hacemos con ella en el presente. Es decir, tampoco se trata de ser igual que la historia, se trata de entender la historia.

Transformar la sociedad está en nuestras manos

Hay que lograr una sociedad humanizada en todos sus aspectos

 

Humanizar a la sociedad empieza desde la propia intención del ser humano. Se comienza con entender que la sociedad nace del individuo, no del colectivo. A partir del individuo se forma una cultura auténtica y propia que llega a ser colectiva. Al momento de ser colectiva una cultura, nos despejamos de ese álter ego social y logramos una sociedad humanizada en todos sus aspectos.

 

Hablando de la vida es que uno se anima.

 

Rafael G.

 

 

 

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s