No terminamos de entender que el tiempo pasa, que los años terminan. Al menos siempre nos encontramos juntos en este mes lleno de bondades para cerrar los logros. Un año difícil para todos, pero con esas pequeñas cosas que nos dan una sonrisa y una lágrima a la vez.

Para mí diciembre será eternamente un mes impregnado de nostalgia, donde nos reencontramos con esa inocencia de niños. Es una mezcla de familia, comida, regalos, recuerdos, momentos y experiencias que se unen para cerrar el año con broche de oro.

En retrospectiva, este año ha sido para mi un año de muchos logros. Sobreviví un año de universidad, hice un cortometraje, me presenté por primera vez en el interior del país, tuve varias funciones en el transcurso del año, descubrí el mundo mágico de los podcasts, entre otras cosas. Ha sido un año de variedad que me ha permitido pensar en mi propósito y visión con respecto a lo que quiero hacer en un futuro.

Faltan proyectos por hacer, pero para eso viene el 2015.

/home/wpcom/public_html/wp-content/blogs.dir/924/30198036/files/2014/12/img_0161.jpg

Anuncios

El último mes del año

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s