Lo que busco, lo que logro

Resumo aquí algunas cosas que siento. No tiene un fin particular ni tampoco ha sido editada con mucho esfuerzo. Solo quiero llegarle a esa voz desesperada que has silenciado algunas veces.

Siempre existe una sensación extraña en el último trimestre del año que aumenta significativamente a mediados de noviembre. Sé que muchos sienten lo que voy a explicar. Empiezas a pensar en los proyectos que quieres hacer pero no has sido constante en su desarrollo, piensas en personas con las que querías conversar, consideras ya lo próximo que harás el año siguiente. Es un momento de reflexión interna, que no puedes esconder y debes atender para lograr paz.

Este año para mi ha sido lleno de cambios desde el punto de vista personal. He cambiado la opinión sobre muchos aspectos que han llevado a mejorar como individuo. Cada cosa que hago diariamente le busco un sentido dentro de mis proyectos o mi plan de vida.

Entre estas cosas me he replanteado mi manera de organizarme y la rutina que quiero llevar en el tiempo. Parece algo sencillo, pero no. Al principio fue costoso y varios meses pasaron para ver los resultados. Nunca había visto a la voluntad como una cualidad tan importante en mi desempeño.

A lo que quiero llegar con esto es que les puedo decir que no están solos los las inquietudes que le han llegado estos últimos días. Que no te puedes sentir culpable de todo ni victima de nada. Que los cambios los haces tu a diario. Que las pequeñas cosas van sumando hasta ayudar a una cantidad inimaginable de personas.

Yo tengo muchos proyectos e ideas que pronto compartiré por aquí. Estoy entusiasmado y lleno de angustias. Es de las cosas más personales y públicas que he hecho.

Ese miedo que todos sentimos es lo que me motiva cada vez más en lograr cosas. Las inquietudes existen para ser atendidas. No dejes que te quiten la posibilidar de hacer un cambio porque al final nadie va a hacer las cosas por ti.

Anuncios