¿Quién es Ed Catmull y qué nos puede enseñar de Pixar?

 

Up, Monsters Inc., Toy Story, Bichos, Buscando a Nemo, Cars, Valiente, Los Increíbles, El Buen Dinosaurio, Intensamente, Wall-E. Todas estas películas han fallado. Todas las películas de Pixar han fallado. Todas. No importa si fueron taquilleras o no.

¿Esto tiene sentido? Puede que no, pero Creativity Inc. nos hace entender sobre el proceso creativo de este estudio de animación. Ed Catmull, actual presidente de Pixar, explica cómo fallar es vital para el éxito de la productora.

Los errores o fallas han ganado una connotación negativa en vez de considerarse oportunidades de mejora en nuestra sociedad. Puede que la idea de fallar en un proceso creativo parezca algo controlado. Todo lo contrario, Ed Catmull explica que equivocarse es parte del proceso. Cuando aceptas el error, dejas a un lado la frustración e invitas a jugar con las ideas. Los errores son la evidencia de un proyecto en crecimiento. “Equivocarse es una manifestación del aprendizaje y la exploración”.

Tomando en cuenta los errores como parte del proceso creativo, se anula la idea de fechas de entrega. Catmull comenta que el hecho de tener un horario o cronograma planificado le otorga mucho valor al tiempo y le resta valor a las ideas. Si tenemos una fecha tope, no ganan las mejores ideas. Es mejor entender las fechas límite como una fecha tentativa donde esperas tener un resultado. Esto parece contradictorio en un mundo donde todo parece tener fecha límite. Al no terminar a tiempo se genera una cantidad de estrés innecesaria.Ed Catmull da una breve reflexión sobre las ideas y el tiempo:

“Enfocarnos en la producción de ideas a diferencia de terminar a tiempo son dos direcciones distintas.”

Pixar como estudio de animación requiere un proceso que invita a la participación y la honestidad. Uno de los conceptos más atractivos del libro es uno llamado el Brain Trust, un grupo de directores y guionistas de Pixar que se reunen continuamente con el director de un proyecto para revisar la historia y buscar detalles que faltan en el guión. El Brain Trust nunca obliga al director a cambiar la película de dirección, solo recomienda o añade al planteamiento del director. Se aplica una honestidad llamada en inglés candor, que se refiere a hablar de manera frontal en actitud y oratoria. Es decir, el Brain Trust no dice las cosas de forma bonita, pero tampoco llega a un comentario destructivo. El Brain Trust no puede negar ideas, solo las puede apoyar dando sugerencias.

En el transcurso del libro se evidencia que la creatividad es un talento que se puede aprender y se ejercita. Para ser creativos no se requiere de un estado de inspiración, sino de objetivos claros y procesos para reflexionar. Es más, esperar inspiración puede ser contraproductivo para la creatividad. Al igual que el talento, la creatividad crece a medida que se trabaja. La creatividad ocurre en momentos de crisis, cuando ocurre un error, porque se debe resolver un problema. Sin tener un problema, no se ejerce la creatividad.

Ed Catmull nos demuestra que los sistemas son necesarios para mantener un orden en nuestro proyectos. Dentro de estos sistemas se deben aceptar los errores como oportunidades para utilizar la creatividad. Se requiere de un grupo de personas para auditar el esfuerzo de otros y apoyarlo para que vea sus propios errores. El éxito de Pixar se basa en comprender que en todo proceso existen errores, pero lo importante es reconocerlos para que no ocurran en el futuro.

Anuncios

2 comentarios en “¿Quién es Ed Catmull y qué nos puede enseñar de Pixar?

  1. Pingback: Seis maneras de mejorar tu escritura en un mes – Rafael Gorrochotegui

  2. Pingback: Eres mejor de lo que crees | Rafael Gorrochotegui

Los comentarios están cerrados.