Expedition Everest: una década de la atracción más costosa del mundo

El 7 de abril de 2006 fue la inauguración de la primera atracción construida después de la apertura de Animal Kingdom en 1998. Con el proyecto cancelado de Beastly Kingdom y los pocos visitantes durante los primeros años del parque, Expedition Everest era la reivindicación de un parque de posibilidades infinitas. No es muy claro cómo se llegó al concepto, pero parece ser un mashup de Matterhorn Bobsleds y el cancelado Mount Fuji para Japón en EPCOT.

Expedition Everest era justo y necesario, pero también tuvo un costo estratégico muy alto sin pensar la inversión de cien millones de dólares.

Esta montaña rusa tiene la particularidad de ser tres estructuras separadas: la montaña, la estructura de la montaña rusa y el Yeti. Cada uno funciona independiente del otro, pero se complementan. Es por ello que las tres partes se construyeron de forma simultánea.

Lo que puede considerarse una de las mejores atracciónes de Florida, no funciona como debería desde sus inicios. El Yeti estaba rompiendo la estructura dentro de la montaña por la fuerza que producían sus movimientos. Desde el 2007 ha permanecido en B-Mode, donde se utilizan luces estroboscópicas para crear la ilusión de movimiento. Fans lamentan que esto haya ocurrido ya que es el climax de la atracción.

Una década después, Walt Disney Imagineering no ha solucionado este problema. Por la gran cantidad de personas que vienen a la atracción y la lista reducida de atracciones en Animal Kingdom, no ha sido posible clausurar la atracción para un mantenimiento extenso(un año como mínimo). Lo esperado es que cuando se inaugure Pandora: El mundo de Avatar, cerrarán Expedition Everest durante al menos seis meses.

La primera vez que fui a la atracción, hice la cola seis veces. Existen atracciones mucho más rápidas e intensas que Everest. Lo que marca la diferencia es la historia; la estructura de tres actos. Estas haciendo la cola para montarte en el tren y vez fotos de expediciones hacia Everest, encuentros arqueológicos. Metros antes de la atracción empiezas a ver posters advirtiendote de la montaña sagrada. Los alrededores de la montaña parecen desalojados. Este desarrollo es lo que lleva a los críticos a considerar Expedition Everest una de las mejores atracciones del mundo. En términos de storytelling, esta atracción es una joya.

Para una atracción que costó cien millones de dólares en su momento, considero que mantiene su vigencia. La leyenda del Yeti es eterna. Se mantiene la curiosidad e interés. Ahora con la apertura de Pandora, creo que es necesario reparar al Yeti para que la atracción tenga el gran final que solo duró un par de meses. Hemos visto el cambio significativo de Piratas del Caribe con tres meses de mantenimiento en una atracción que tiene más de ochenta Audio-Animatronics. Creo que uno solo- así sea el Audio-Animatronic más grande de todos- no le puede tomar tanto tiempo en arreglarlo. Cuando hay muchos personajes, se puede ausentar un poco el mantenimiento, pero en Everest llevamos diez años esperando que arreglen uno.

Hace tres años, Joe Rhode prometío que iba a arreglar el Yeti sea como sea. Muchos estamos esperando que se cumpla su promesa. Walt Disney World está hecho de muchos componentes. Pocos puede que sepan cuando algo no está funcionando. Cuando algo funciona, no solo se hace notar, sino que mejora la calidad de toda la experiencia en general. Aunque ocurran cosas que afecten esto, como la reducción de un 20% del presupuesto debido a los gastos excesivos de Shanghai Disneyland, Walt Disney Imagineering saben que ahora deben mantener la calidad al estándar más alto posible. Deben justificar que las personas paguen cien dólares por una entrada.

Empiecen arreglando lo que lleva una década esperando ser mejorado.

Anuncios

Un comentario en “Expedition Everest: una década de la atracción más costosa del mundo

  1. Pingback: Cruzando por Main Street U.S.A. – Rafael Gorrochotegui

Los comentarios están cerrados.