Shanghai Disneyland: el parque de Bob Iger

Luego de un mes de pruebas a una audiencia selecta para los preparativos, hoy Shanghai Disneyland se inaugura luego de una serie de complicaciones que retrasaron la apertura. Disney ha logrado un proyecto digno de sentirse orgulloso, manteniendo su identidad, con un toque diferente para reducir los puentes culturales.

Desde los 90, Disney jugaba con la idea de hacer un parque en China. Michael Eisner no estaba listo para el proyecto después de que Euro Disney no mantuvo las expectativas para la compañía por la recesión económica de Europa y las protestas realizadas al considerar el lugar una forma de americanización o alienación cultural.

En 2005, Eisner abre las puertas a Hong Kong Disneyland, un parque más pequeño que el original de 1955. Este Disneyland tuvo el problema de haber sido construido con un bajo presupuesto, Lo cual hizo que no superará las expectativas de muchos. Disney quería un proyecto verdadero para China y no una reproducción a bajo costo de un parque. Bob Iger asumió el reto con Shanghai Disneyland.

Que la compañía haya tomado el riesgo de hacer otro parque en un mundo tan complejo muestra el compromiso que tienen a largo plazo. Es una forma de revitalizar sus posibilidades. Estoy seguro que varias tecnologías utilizadas para el parque vendrán de alguna forma al resto de los parques. Un parque tan amplio podrá recoger un número de personas que antes iba a Orlando o Hong Kong, permitiendo que se reduzca el colapso por la cantidad de turistas. Otro aspecto que puede resultar clave es el hecho que The Walt Disney Company comparte esta propiedad con Shanghai Shendi Group. Esto permite un respaldo económico superior, como ha sido el caso de Tokyo Disneyland y la Oriental Land Company.

Parece que para Disney el mayor reto es establecer una etiqueta y modo de conducta dentro del parque. Han tenido varios inconvenientes del mes de prueba, donde los visitantes rompían elementos, se recostaban en jardines cercados, se quitaban las franelas por el calor, entre otras conductas. Disney debe manejar esto con cuidado para que los turistas no se sientan disgustados o criticados por la compañía. Lo lograron manejar cuando Euro Disney sufría de casos similares.

Shanghai Disneyland tiene grandes logros que van a ser recordados por siempre. El éxito dependerá de la cantidad de visitantes y el compromiso de Disney y Shanghai Shendi Group para continuar mejorando el destino turístico. Hay varias oportunidades de mejorar y ofrecer experiencias diferentes.

Hay que aclarar que Shanghai Shendi Group es una empresa del gobierno chino, que es la razón por la cual muchas atracciones (casi el 80%) son diseñadas específicamente para este parque. Según el New York Times, Bob Iger lleva años reuniéndose con autoridades del Partido Comunista Chino para que Disney pudiese lograr su apuesta de 5.5 billones. Es por ello que Shanghai Shendi Group tiene un 57% de la propiedad del parque.

¿Cuáles son los grandes cambios del parque? Existen varios que se pueden estudiar en detalle, pero lo importante es que la apertura del parque es algo representativo para la compañía. Es una plataforma de expansión y lograr que las 330 millones de personas que viven a tres horas del parque sean visitantes regulares y audiencias a largo plazo para The Walt Disney Company.

Anuncios

Un comentario en “Shanghai Disneyland: el parque de Bob Iger

  1. Pingback: Los 10 artículos más populares de 2016 | Rafael Gorrochotegui

Los comentarios están cerrados.