La universidad no es la única fuente de conocimiento

A los entrevistados en los medios de comunicación les encanta hablar de que estamos en la era de la información. No dudo el título. Es evidente que el acceso a datos nunca ha sido tan sencillo y eficiente como hoy en día. La información se ha descentralizado de una manera que puede hasta perder su origen. Pero me gustaría saber si el hecho de vivir en el siglo de la información significa que las personas están aprovechando para cultivarse intelectualmente y hacer conocimiento de esa ráfaga de datos.
Al mismo paso que aumentó la cantidad de información disponible, también aumentaron los espacios de aprendizaje. Las universidades se multiplicaron, industrializando la academia. La universidad dejó de ser un lugar de investigación y empezó a vender la idea que con unos años de tu vida dedicados al aprendizaje usted puede ejercer una carrera para ocupar un puesto de trabajo. Esto suena como un infomercial que te invita a montarte en la línea de la fábrica. Claro, con unos años ya puedo ser un profesional. El inconveniente con esta mentalidad es que pocos son los estudiantes que realmente aprovechan estos años para generar conocimiento más allá del obtenido en clases. La academia cambio su rol para ser un padre que tiene que hacerle el juego del avión a su hijo para comer y luego pueda ejercer un puesto en el futuro para ‘ser alguien'(como si este cuestionamiento filosófico tomara solo unos años). Se intenta estructurar el conocimiento para crear un sistema en el que se deja a un lado otras áreas de conocimiento que pueden ser indispensables para el desarrollo personal.

Muchos estudiantes ven a los profesores como la última palabra del conocimiento. No se atreven a cuestionar un pensamiento o crear un debate en base a un tema por inseguridad, sentirse inferiores o simple apatía por sintetizar ideas. Para ellos, el estudiante no tiene que trabajar o esforzarse en la clase y que todo el conocimiento sobre un tema se desarrolla en esas dos horas dentro del aula. El mayor castigo ocurre cuando realmente el profesor considera que tiene la útlima palabra sobre un tema, ya sea por considerarse ‘erudito’ o apatía por el estudiantado, y no abre un debate. Y cuando un estudiante valiente, con sed de conocimiento, busca crear un debate entorno a un tema, el profesor lo toma como un insulto personal y censura a esa alma valiente. Este es el mayor castigo porque se neiga la oportunidad de que el estudiante pueda desarrollar un criterio propio.

Claro, todo esto no importa cuando el sistema se basa en un examen en el que tienes que memorizar contenidos e intentar desarrollarlos en una hoja de examen, donde solo se desarrolla el criterio planteado por la pregunta del profesor. Parece que el exceso de información nos limita profundizar temas, cuando se intenta expresar lo contrario en la mente colectiva de la sociedad. La universidad pasó de un refugio de sabiduría a ser un refugio para aquellos que no se atreven a nadar en sabiduría. Y así, mi generación está perdiendo la oportunidad de conocer por nuestra propia apatía al pensar que lo conocemos todo (incluyéndome).

Pocas personas debaten ideas y le dejan ese trabajo a los profesores. Los estudiantes piensan que existen recetas mágicas para convertirse en profesionales. Dedican su tiempo a distracciones. No profundizan en el conocimiento por el que serán empleados en un futuro.

El conocimiento nos beneficia a todos porque nos permite aportarle a nuestro entorno. Nuestro intelecto puede ser la única manera de diferenciarnos de otras personas que tengan el mismo título universitario que nosotros.

La información puede ser de fácil acceso, pero el conocimiento es necesario para descifrar dicha información en un momento dado. La búsqueda del conocimiento requiere autoevaluarnos para saber si estamos haciendo el esfuerzo necesario para lograr nuestros objetivos. Esta parte no la puede enseñar una universidad, la tenemos que encontrar nosotros como estudiantes. Las ansias de aprender solo vienen de una motivación interna.

Cabe acotar que esta no es una crítica frontal a las academias, cuyo esfuerzo se ha mantenido vigente aunque se descentralice el conocimiento y la información. Quiero acusar a los alumnos, incluyéndome, por esperar a que los profesores sean simples mesoneros de la información sin crear un criterio a partir de los temas que se ofrecen en el menú. Le tememos a trabajos que nos invitan a desarrollar un criterio personal. Es más fácil aprender lo que el profesor dijo en clase y escupirlo en la hoja de examen.

¿Cómo eliminar la apatía de los estudiantes? Supongo que es una pregunta que los profesores se hacen de manera constante. Creo que se debe realizar un cambio a las exigencias del estudiante para que tenga una disposición receptiva. Esto se logra con nuevas modalidades de evaluación.

El conocimiento no ocurre de manera instantánea o no se obtiene en un plazo corto de tiempo. Tenemos que aceptar el aburrimiento y controlar esa necesidad de estimulación constante que no nos permite analizar a profundidad.

La universidad debe ser el lugar para aportar algo nuevo a la clase, discutir temas, aprender de las otras personas. No creo que tome tanto tiempo. Si le dedicamos un poco a estas actividades, podemos obtener beneficios reales a futuro. Es sacrificar algo a corto plazo para tener mayores beneficios. Pero mi generación es impaciente y no comprende que el costo de un mejor futuro lo podemos pagar ahora o después. Mientras más se alargue, menos posibilidad tenemos de obtener éxito en nuestras carreras.

La universidad debe retomar su función como espacio de debate para adquirir conocimientos. En un mundo saturado de información, regalemos un poco de análisis y profundidad en la comunidad donde muchos quieren aprender día tras día.


¿Te gustó lo que leíste? Suscríbete y compártelo con un amigo por Twitter, Facebook o correo. Ayuda a que otros puedan conocer el blog.Me puedes seguir en Twitter e Instagram como RafaelGMagia. También me puedes enviar un correo a rafaelgmagia@gmail.com.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s