En 500 Palabras | Guía de resoluciones de fin de año

Escribo esto el 25 de diciembre, con el sueño y la emoción del espíritu navideño. Si estás leyendo esto, probablemente sea la última semana del 2016. Este limbo entre el 25 y el 31 de diciembre hace que mi mente quede mareada de todos los planteamientos que tengo para el año entrante.

Uno tiene deseos y proyectos que te planteas año tras año sin mucho éxito. Algunos ni siquiera los intentas por miedo a fracasar. El 2017 puede ser diferente. No soy el experto en resoluciones de fin de año, pero en el 2016 aprendí bastante de lograr proyectos grandes con pequeños logros. Hay preguntas constantes que me hacen sobre mi sistema de organización o mi ‘fórmula mágica’ para hacer varios proyectos en simultáneo. Todo se resume en disciplina y trabajo.

El año pasado comenté algunas consideraciones de mis logros del 2015 y lo que esperaba del 2016. Este año quería ofrecer algunos consejos para que revisen sus propias resoluciones. No se trata de hacer una fórmula, sino de pasos básicos que sean funcionales para nuestros objetivos.

  1. Piensa en un sistema, no en una meta: No te propongas rebajar 10 kilos, sino hacer ejercicio todos los días. No te propongas en escribir un libro, decide escribir 500 palabras al día. Es mejor tener un sistema para lograr tu meta que la meta en si.
  2. Resume cada proyecto en un hábito: Algo grande se resume en una pequeña actividad diaria. Si quieres hablar más con tus amigos, llama a una persona al día. Si quieres aprender nuevas cosas, decide leer diez minutos diarios. Cuando creas hábitos, creas un sistema que te ayuda a lograr tus metas.
  3. Pequeños logros diarios es mejor que logros esporádicos: Es mejor hacer algo todos los días por tu proyecto que hacerlo cuando tengas el impulso. Si lo haces todos los días, siempre tendrás en mente tus resoluciones del año.
  4. Solo 6 metas al año: cada hábito de tus metas necesita dos meses (1 mes para fijarlo, 1 mes para mantenerlo). Enfócate en un proyecto a la vez y cada dos meses agregas uno nuevo. Nuestra atención mental es corta, por eso es mejor enfocarse en un logro a la vez.
  5. Revisa tus logros cada 3 meses: Lo más importante de las resoluciones de fin de año es saber si las estás cumpliendo. Una revisión trimestral te ayudará a corregir tu rumbo y seguir adelante.
  6. Si fallas una vez, vuelve a intentarlo: La disciplina y la perseverancia es la que te ayudará a motivarte. Logra un objetivo a la vez y verás que tienes la capacidad de crecer como persona en todas las áreas que desees. Si no empezaste una meta a inicios del año, tienes 12 meses para recuperarte.

¿Te gustó lo que leíste? Conviértete en Patreon.

Suscríbete y compártelo con un amigo por Twitter, Facebook o correo. Ayuda a que otros puedan conocer el blog.

Me puedes seguir en Twitter e Instagram como RafaelGMagia. También me puedes enviar un correo a rafaelgmagia@gmail.com.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s