Estar preparado para las oportunidades

Siempre intentamos hacer que nuestra vida sea como una película. Esta idea, aunque parece atractiva, nunca ocurre. Ninguna vida se parece una película porque tiene demasiados puntos de giro que no son fáciles de predecir. La historia de nuestra vida se crea cuando la vemos en retrospectiva, pero en el presente desconocimos las posibles consecuencias de los pasos que damos día a día.

Una frase de mi mamá siempre retumba en mi mente: Las peores oportunidades son las que no se aprovechan. Las oportunidades pueden surgir en cualquier momento, cualquier lugar. Si tenemos la mentalidad y disposición correcta, podemos encontrar las oportunidades en lugares inesperados.

Creemos que las oportunidades son algo místico, un evento ideal donde requieres una serie de condiciones para que la puedas obtener. Esas condiciones que te impones son limitantes que te niegan a ver las oportunidades que tienes frente a tí. Puedes sufrir de síndrome de impostor, que no te sientes capaz. No se trata de la capacidad que tengas, sino de estar preparado para las oportunidades.

Siempre debes prepararte para las oportunidades. Un evento social puede estar lleno de oportunidades. Para encontrarlas deberías tener un mínimo de buena presencial, capacidad de establecer conversaciones y relacionarte con otras personas. ¿Es cómodo? Puede que no, pero en ese evento puedes obtener más oportunidades que quedarte en tu casa preguntándote qué harías si estuvieras allí.

Somos nosotros quienes nos preparamos para las oportunidades. Tenemos que asumir esta responsabilidad para que lleguen las oportunidades. Puede que estén allí, pero no tenemos la disposición correcta para recibirlas. Puede que hayas rechazado una oportunidad por considerarla descabellada, que no es para tí, que no es lo que esperabas. Es mejor aceptar y fallar, pagar con errores para progresar porque del fracaso se crean las oportunidades para triunfar. Si rechazas todas las oportunidades, nunca te darás el chance de crecer como persona.

Yo me he dado cuenta cómo las oportunidades surgen en momentos inesperados. Solo hay que atreverse a buscarlos. Abres una puerta y consigues mil caminos que puedes recorrer.

Cuando empecé a participar en competencias de magia (si, soy mago), tenía muchas dudas e inseguridades. No me creía que podría presentar algo interesante para la comunidad mágica, quienes atienden a los congresos y las competencias. Cuando competí por primera vez, me establecí como un joven prometedor, con mucho camino por recorrer pero que había empezado con los pasos correctos. Luego competí a nivel Latinoamericano y sentí que podía ir un paso más adelante. Mi meta no era ganar, sino dar a conocer mi trabajo. Las oportunidades que tuve iban más allá de una competencia. Aprendí como nunca, conocí magos de todas partes del mundo y tuve la oportunidad de ver artistas en vivo que admiro su trabajo. Vi un mundo que no iba a encontrar si me quedaba en mi casa practicando. Tampoco hubiera tenido el impulso de viajar a Las Vegas a participar en el Master Class de Jeff McBride, uno de los magos más reconocidos en el mundo. Una puerta abrió mil caminos y pude recorrer muchos de ellos.

No importa dónde estés, puedes encontrar oportunidades. El internet nos ha permitido eso. ¿Quieres escribir? Abre un blog. ¿Te gustaría hacer televisión? Empieza con un canal por Youtube. ¿Quieres conocer a otras personas de tu carrera o profesión? Asiste a un congreso. Existen miles de oportunidades que tenemos frente a nosotros pero no hemos tomado la acción de hacerlas.

Sí, puede que no estés acostumbrado a salir de tu zona de confort, pero necesitas hacerlo. Necesitas demostrarle al mundo lo que haces, llenar un espacio en el mundo, demostrar tu esfuerzo para que las oportunidades empiecen a surgir. Tienes que valorarte a tí y demostrárselo a los demás.

Las peores oportunidades son las que no se toman. Primero tienes que buscar esas oportunidades y tomar aquellas que te llamen la atención. Pero no subestimes las menos atractivas, que pueden abrir caminos que nunca imaginaste.


¿Te gustó lo que leíste? Conviértete en Patreon.

Suscríbete y compártelo con un amigo por Twitter, Facebook o correo. Ayuda a que otros puedan conocer el blog.

Me puedes seguir en Twitter e Instagram como RafaelGMagia. También me puedes enviar un correo a rafaelgmagia@gmail.com.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s