En 500 Palabras | Miedo a lo nuevo

Quiero tomar más riesgos este año. No, no voy a hacer deportes extremos o algo por el estilo. Me refiero a tomar riesgos internos, salir de la comodidad, interactuar con mi entorno. Algo tan sencillo como iniciar una conversación con un grupo de extraños. Quiero enfrentar ese miedo, ese temor que tenemos cuando algo está fuera de nuestra zona de confort.

El tema está más recurrente en mi mente porque leí un libro sobre la psicología de la confianza en uno mismo. Siendo sincero, no me considero bueno en esta área porque termino buscando maneras de criticarme, pensar que mi esfuerzo no es suficiente, que siempre debo dar el máximo de mis capacidades. En el 2016 esta mentalidad me llenaba de frustración y ansiedad. Sentía que no estaba haciendo lo mejor posible para mi desarrollo personal y mis proyectos de vida.

Tenía miedo a lo nuevo y eso es normal. Aún lo tengo. Es fácil pensar que cambiar algo de nosotros tiene algo negativo. Nuestro propio instinto de supervivencia nos obliga a minimizar los riesgos que podemos tener. Esta programación cavernícola es la que debemos manejar y canalizar. Siempre tendremos inseguridades. Hay que entenderlas, ver que nuestras dudas sobre nosotros son solo ideas que recorren nuestra mente pero no definen lo que realmente somos.

Tenía miedo cuando me inscribí en el gimnasio y lo hice. Tenía miedo de retomar mi proyecto de magia y lo hice. Tengo un colapso cada cierto tiempo, siento esa ansiedad, ese miedo que invade. Pero logro canalizarlo y entenderlo, saber que es una emoción y no define lo que soy. Antes mi mayor error era que permitía que mis emociones definieran mis acciones y los pensamientos que tenía sobre mí. A medida que he distanciado esta idea, he logrado balancear los elementos de mi entorno.

Puede que en algún momento sientas algo similar a lo que comento aquí, que permitas que tus emociones cuenten historias sobre ustedes. A medida que se distancien de esta forma de pensamiento, se sentirán con mayor seguridad.

Aceptar lo nuevo, lo que nos da miedo, es una manera de recordarnos que en nuestro entorno siempre existirán cosas que nos incomodan. Esos momentos difíciles, esos momentos de gran complejidad, son los que nos animan a crecer. Cuando tenemos una mentalidad de crecimiento, recibimos lo nuevo con cordialidad y agradecimiento. Las cosas nuevas que ocurren en nosotros nos permiten reconocernos, saber qué es bueno para nosotros, y asumir nuevos retos que jamás habríamos pensado.

No puedo hacer nada para que salgas de tu zona de confort, pero solo tengo mis historias para que se animen a aceptar estos nuevos retos. Siempre es cuestión de tener una mentalidad de crecimiento para que puedas ser la persona que sueñas.


¿Te gustó lo que leíste? Conviértete en Patreon.

Suscríbete y compártelo con un amigo por Twitter, Facebook o correo. Ayuda a que otros puedan conocer el blog.

Me puedes seguir en Twitter e Instagram como RafaelGMagia. También me puedes enviar un correo a rafaelgmagia@gmail.com.

Anuncios

Un comentario en “En 500 Palabras | Miedo a lo nuevo

  1. Eso es muy cierto,muchas personas no aceptan nuevos retos por la sencilla razón de que les da miedo salir de su sitio de “seguridad”‘.
    Mi recomendación es que nunca se queden en lo cómodo y que siempre se arriesguen a asumir nuevos retos para así vivir nuevas experiencias.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s