En 500 Palabras | El Ritmo Creativo

Todos lo tenemos. Es un ritmo, una rutina que hacemos. Cuando sucede de manera sistemática, nuestra mente está lúcida, lista para trabajar. Es un ritual al que le debemos nuestros mejores días. Sabemos que no es coincidencia que cuando hacemos una serie de pasos, ese día seremos más creativos.

¿Y por qué no te animas a que ese ritmo creativo sea más seguido?

Muchas personas saben exactamente cuál es el desayuno que los motiva más, la hora en la que se levantan más dispuestos, la actividad que más los llena de energía en la mañana, pero dejan que estas cosas sucedan por accidente en vez de hacerlo una rutina.

Cuando hacemos rutina de aquello que nos ayuda a mantener nuestro ritmo creativo, entonces tenemos mayor probabilidad de ser brillantes todos los días.

¿No es eso algo que deseamos todos?

Somos más reactivos que proactivos. Dejamos de las actividades más significativas para nosotros.

Hacer rutina de nuestras actividades toma tiempo. Se los dice alguien que, dos años después, sigue logrando lo posible por mantener la rutina.

Quienes me han leído con regularidad, saben que intento levantarme temprano. Antes de las nueve de la mañana mi meta es haber meditado , escribir 500 palabras y leer un libro. También hay otras actividades como hacer juegos de agilidad mental y anotar al menos 10 ideas al día de cualquier tema. Luego, voy al gimnasio o hago alguna rutina de ejercicios en la casa acompañado de un podcast o un audiolibro.

Por más sencillo que parezca esta rutina, hay días que me es imposible lograrla. La hago entre momentos, logrando escribir en la noche o leyendo mientras espero algo. Lucho por lograr esta rutina porque, cuando la logro, mi brillantez mental se triplica.

Crear una rutina nos permite hacer lo que es más importante para nosotros y luego tener espacio y margen para el descanso. Cuando tenemos el tiempo de descansar, tenemos espacio para tener ideas. Nuestra mente necesita instantes de no hacer nada para que pueda recuperarse.

Considera un par de actividades que puedes hacer en tu rutina de todos los días y hazlo consistentemente. Ve qué resultados tienes en esos días, si afecta de manera positiva tu trabajo. ¿Funciona? Intenta con otra actividad y mide el resultado otra vez. Reitera y optimiza tu rutina para reconocer qué te ayuda más en tu ritmo creativo. A medida que lo hagas, encontrarás nuevas posibilidades.

No seas reactivo, sé proactivo con tus cosas.

Tu mente y cuerpo son una máquina. La puedes poner a tu favor o en contra.

Cada actividad y acción que realices afecta la manera en que vives.


¿Te gustó lo que leíste? Conviértete en Patreon.

Suscríbete y compártelo con un amigo por Twitter, Facebook o correo. Ayuda a que otros puedan conocer el blog.

Me puedes seguir en Twitter e Instagram como RafaelGMagia. También me puedes enviar un correo a rafaelgmagia@gmail.com.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s